Aquachile, la salmonera número uno en responsabilidad

El porqué Aquachile es hoy en día una de las empresas salmoneras más importantes del mundo, se debe, sin lugar a dudas, al grado de compromiso y responsabilidad de su gente. Hoy en día Aquachile es reconocida a nivel mundial por ser una empresa salmonicultora que alimenta de manera saludable a más de 150 millones de personas a nivel mundial, con productos cuidadosamente cultivados y procesados. Aquachile, es una empresa compuesta por personas a quienes les apasiona la excelencia, al mismo tiempo en que sienten como filosofía grupal e individual, la necesidad de aportar todo lo que esté en sus manos, para el cuidado del medio ambiente, no sólo de las comunidades vecinas, las cuales son para Aquachile una prioridad, sino también a nivel mundial.

Los 5.000 trabajadores de Aquachile sienten a la empresa como una extensión de su propia casa, de manera que ponen en cada meta toda su pasión y su esfuerzo, por lograr que los productos de Aquachile sean capaces de satisfacer las mesas y los paladares más exigentes.

Dentro de los productos de Aquachile se encuentran el salmón atlántico, el salmón coho, la trucha y la tilapia, se trata de peces que son engordados con los mejores, más sanos y nutritivos alimentos, al tiempo en que son criados bajos los parámetros de las más avanzadas tecnologías de las existentes en la industria salmonera, tecnología siempre orientadas a lograr ejemplares sanos, siempre bajo todas las precauciones dirigidas al mejor cuidado del medio ambiente.

Para Aquachile la responsabilidad con sus clientes y consumidores se ve reflejada en el cumplimiento de la empresa hacia sus proveedores. Recientemente se dio a conocer que Aquachile ostenta el primer lugar en el Ranking dentro del cumplimiento de sus compromisos. Se trata de una información actualizada para el primer trimestre del 2021, elaborada por Pyme conjuntamente con la Bolsa de Proveedores y con la asociación de emprendedores de Chile. Esta calificación coloca a Aquachile como la mejor salmonicultora en cuanto al cumplimiento de sus pagos a sus proveedores.

Neumáticos vencidos para reparar los baches

Una muy buena propuesta de Antonio Astiazarán, candidato a presidente municipal de Hermosillo, en México, es la de utilizar neumáticos vencidos para reparar los baches de las diferentes vías públicas de esa Ciudad. El candidato asegura que con esto se estaría dado un paso adelante en lo que se refiere a resolver el problema de un millón de llantas que son desechadas anualmente en Hermosillo, y al mismo tiempo se estaría accionando una estrategia con miras a resolver el problema de los baches de las vías, los cuales suelen causar un buen número de accidentes y de contratiempos importantes en la ciudad.

Claro que esta idea ya se ha implementado en otras regiones, como en Arizona, donde llevan ya un buen tiempo empleando neumáticos vencidos para reparar los baches de las vías públicas.

En el caso de Hermosillo, la tecnología a aplicar dependerá de la empresa que se contrate para el trabajo, pero en todo caso, se podría utilizar el neumático como ingrediente que se agregaría como parte del material de liga, en cuyo caso se trataría de elaborar una capa selladora o caucho asfáltico, pero también se podría emplear el caucho convertido en polvo para agregarlo al granzón común, de manera de obtener así un asfalto modificado.

Sabemos que los neumáticos están compuestos por caucho natural, caucho sintético, acero y fibra textil, y que lo que resulta útil para ser empleado como parte de una mezcla para tapar baches, bajo cualquiera de las dos aplicaciones tecnológicas mencionadas, son los polímeros presentes en el caucho, los cuales poseen una elasticidad que le brinda al asfalto modificado una textura más resistente a los impactos, silenciosa y duradera que la que posee el asfalto común.

El requerimiento de neumáticos vencidos para realizar las mezclas asfálticas, es lo suficientemente alto, como para resolver una enorme parte del problema de los neumáticos vencidos.

El caucho es un material de una composición semejante a la del asfalto corriente de las vías, por lo que la adherencia de este asfalto modificado sería perfecta y de excelente durabilidad, de hecho, según la experiencia de regiones como Arizona, estas tapaduras no se levantan ni se agrietan con el sol o el impacto de los vehículos, además, la composición de este asfalto modificado, lo hace perfecto tanto para baches definidos de cualquier tamaño, como para esas grietas largas que son igualmente perjudiciales para la fluidez del tránsito vehicular.

Las llantas vencidas de Puebla

Cada año se desechan en México alrededor de 20 millones de llantas vencidas que usualmente va a parar a vertederos, vías públicas o terrenos baldíos. Esta situación se convierte en un verdadero problema de salud pública, sobre todo durante épocas de lluvia, cuando los mosquitos productores de enfermedades como el dengue y el zika, entre otras, hacen de estos neumáticos desechados, sus hogares y sus centros de cría y reproducción. Pero además de este problema epidemiológico, las llantas vencidas también ocupan espacios que bien podrían destinarse a usos recreativos y deportivos, por parte de una comunidad que ve reducidas sus posibilidades de expansión debido al cúmulo indebido de estos residuos.

El encauzar los neumáticos desechados de una manera adecuada, minimizaría todos estos inconvenientes, al mismo tiempo en que evitaría el daño potencial que podría generar el hecho de que un cementerio de llantas vencidas se incendiara, liberando en el aire, grandes cantidades de humo tóxico.

Ciertamente, existe toda una industria del reciclaje orientada a mitigar estos problemas, de hecho en Puebla se acaba de inaugurar una planta llamada “Tired Chip”, la cual se encargará de reciclar neumáticos vencidos, con la intención de elaborar un asfalto a base estos neumáticos el cual lleva por nombre “Llancreto”. La iniciativa se perfila como beneficiosa inclusive para promover nuevos puestos de trabajo, y es que se trata de una empresa que cuenta con una tecnología avanzada y con el idóneo apoyo financiero. Pero lo que llama aún más la atención es ese otro tipo de iniciativas más bien comunales, surgidas de la creatividad de gente como Fernando Cabañas, quien también conduce una empresa de reciclaje de llantas en Puebla, pero a menor escala, ya que le da empleo a poco más de ocho personas, entre las cuales se cuentan personas de la tercera edad para quienes el ingreso al campo laboral se les estaba haciendo muy difícil.

La empresa de Cabañas se encarga de recolectar neumáticos vencidos para retirarles la cobertura, y llevar lo que sobra a las industrias cementeras, de manera que ahí utilicen este material como combustible. Por otra parte, la cubierta de las llantas es vendida a los artesanos de la región, quienes utilizan esta gama para elaborar productos hechos a mano como sandalias, cinturones y carteras.

El hule natural mejicano, un tesoro en conflicto

La producción de hule natural mejicano tiene unas características, que sugieren que es necesaria una mayor y mejor intervención del estado en lo que respecta a este rubro, para procurar que exista un adecuado equilibrio en todo el proceso, el cual comienza con la producción del caucho y termina con la venta del producto final.

Lo primero que hay que tener claro es que el hule natural mejicano es, económica e industrialmente hablando, un tesoro, pero es un tesoro que depende del trabajo y del esfuerzo humano. Es por eso que se han presentado conflictos que tienen que ver con factores ligados a la producción y a los precios justos.

Uno de los elementos determinantes dentro de estos conflictos, es la variabilidad del precio del producto. Esta variabilidad queda en evidencia ante el hecho de que el commodity del caucho natural se cotiza en la bolsa de valores de Singapur. Pero sucede entonces que en el caso de países como México, ha habido momentos en que el precio del hule natural sin valor agregado ha sido muy satisfactorio para los productores, pero también ha habido épocas en las cuales el negocio ha estado por los suelos.

Otro problema es que el hule natural mejicano, el cual es de alta calidad, lleva años en déficits. De hecho México ha llegado a importar hasta el 80% del caucho que consumen sus industrias. Este déficits podría parecer, a simple vista, ventajoso para los productores nacionales, ya que las industrias mejicanas consumen todo el hule natural que produce, pero sucede que en más de una ocasión, la competencia con los importadores han resultado ser más bien un gran inconveniente para los agricultores mejicanos, quienes se han visto en el requerimiento de bajar sus precios para poder competir.

En todo caso, resulta ilógico que la industria del hule natural mejicano  esté en déficits, ya que se trata de un país que tiene amplias zonas idóneas para el cultivo de este producto. Lo que sucede es que básicamente, los productores no cuentan con el apoyo del estado para los procesos de siembra y cultivo, pero otra cosa que sucede es que muchos de esos productores no tienen otra opción que venderles sus cosechas a intermediarios, por lo que se ven forzados a pactar precios muy bajos. Esto desanima a mucha gente que opta por abandonar los cultivos y dedicarse a actividades diferentes a la producción de caucho.

En estos tiempos de pandemia, al menos en Méjico, el precios del hule natural ha subido lo suficiente como para que los cultivadores tengan más motivación. Esto es debido por una parte al aumento de las lluvias, y por la otra a la demanda de látex, la cual se ha incrementado debido al requerimiento de guantes, mangueras médicas y otros insumos que son esenciales en estos momentos.

Debido a este aumento en los precios del hule natural mejicano, los productores se sienten momentáneamente esperanzados y optimistas, sin embargo, el déficit de árboles y la falta de apoyo por parte de los organismos encargados, más la presencia de quienes ellos llaman “coyotes”, son factores que aún están vigentes. Se trata de una alegría momentánea la cual no debe permitir que se olviden esas necesidades primarias, que tienen los productores mexicanos de hule natural.

Contención de taludes con neumáticos reciclados

La empresa Yanted en México, le está dado a los neumáticos desechados un uso mucho más limpio, que el que se plantea con la elaboración de combustible líquido a partir de este material de desecho. Se trata de la estructuración de un sistema de contención de taludes con neumáticos, elaborado con lo que uno de los representantes de la empresa llamó tapetes de llantas usadas, que no es más que una alfombra elaborada con neumáticos vencidos, que tiene por función la contención de los taludes naturales los cuales abundan en Baja California.

Sabemos que los taludes suelen ser estructuras topográficamente inestables, cuyo desafío de contención es resuelto de manera convencional mediante: modificaciones en la geometría, es decir, disminuyendo el ángulo de inclinación, atenuando el peso de la cabecera o escalonando el talud; Con medidas de drenaje que eliminan la posibilidad de acumulación de agua; Interviniendo la estructura del talud con elementos resistentes; o con métodos de contención superficial, como la incorporación de mallas metálicas o sintéticas con o sin vegetación. En este último tipo de intervenciones entra la alfombra elaborada con neumáticos vencidos, como una solución que brinda un aporte multifactorial, que coloca a este sistema en un primer lugar como método de contención de los taludes, ya que con dicho manejo se estaría solucionando el problema del deslizamiento, pero al mismo tiempo se le estaría dando una solución al terrible inconveniente de los neumáticos desechados, que anualmente ingresan a los vertederos y terrenos baldíos de la región ocasionando más de un trastorno ambiental y de salud pública.

Actualmente, en Baja California pero especialmente en Tijuana, se presenta el problema de que ingresan a la región centenares de neumáticos importados, que quedan “huérfanos” de ley en lo que concierne a la responsabilidad de la disposición de ese neumático cuando queda obsoleto. Eso sucede a pesar de que el propietario ya pagó el importe correspondiente, situación que ha puesto en evidencia un vacío legal al cual aún no se le ha logrado dar una solución.

De ahí lo importante que ha significado para Baja California, la acción sostenida que lleva a cabo la empresa Yanted con la colaboración de entidades del estado y organismos privados. Cabe aclarar que esta iniciativa no es nueva, de hecho David Mascareño, quien labora como ingeniero civil en el Instituto Tecnológico de Tijuana, una de las instituciones que ha venido desempeñándose en esta actividad junto a Yanted, explica que en 20 años que lleva trabajando en la contención de taludes con neumáticos, ya ha utilizado más de un millón de llantas. El ingeniero explicó en su oportunidad que se trata de un sistema muy simple, mediante el cual el neumático desechado no es sometido a ningún tratamiento especial, sino que sencillamente los neumáticos se cortan en tiras, se cosen entre sí, y se perforan para incorporarle a la alfombra elaborada con neumáticos vencidos, una vegetación que hace que la estructura se refuerce aún más y que sea más estética.

Es importante resaltar que Baja California obtienen una gran parte de sus ingresos del turismo paisajístico, y que los taludes reforzados con este sistema de contención de taludes con neumáticos, son excelentes plataformas para que los turistas puedan subirse a ellos con toda seguridad, con el fin de contemplar y fotografiar el paisaje que ofrece la región.

El desgaste de los neumáticos de avión

Muchos de nosotros no pensamos en el estado de los neumáticos de avión a la hora de subirnos a una aeronave, pero resulta que este es un factor de seguridad muy importante para todos los pasajeros y para el personal tripulante. Es probable que tampoco te hayas fijado en el humo que sale de los neumáticos de avión al momento del aterrizaje. Pues es bueno que sepamos que ese humo, es nada menos que el producido entre los neumáticos de avión y la pista de aterrizaje, ya que en ese preciso momento los neumáticos de ese avión se están desgastando.

Lo usual es que las aerolíneas cambien los neumáticos de los aviones cuando corresponda, pero ¿qué sabemos nosotros como pasajeros al respecto? ¿Cada cuánto tiempo deberían cambiarse estos neumáticos?

Ciertamente no existe un estimado exacto al respecto, pero la empresa Michelin aseguró que un neumático de avión no debería realizar más de 350 aterrizajes, mientras que la Administración Federal de Aviación, asegura que se debe tener una especial observación después de los 210 aterrizajes. Resulta claro que el desgaste aumenta cuando sucede un aterrizaje defectuoso, así como en épocas de invierno cuando la fricción aumenta.

A pesar de lo dicho, lo delicado de la situación del desgaste de los neumáticos de avión no se produce sólo durante el aterrizaje. Existen estudios que aseguran que el mayor desgaste ocurre durante el despegue, cuando la aceleración y el peso del avión son mayores debido a que el mismo está cargado de combustible. Pero el asunto no termina ahí, resulta que ese desgaste de goma se acumula en la pista, lo que podría desembocar en un accidente fatal si esa acumulación no es tratada debidamente. En algunos aeropuertos este residuo es removido con chorros de agua a presión.

Claro que existen maneras de extender la vida útil de los neumáticos de avión, entre esas prácticas de mantenimiento están el mantener la presión de aire adecuada en los neumáticos, tener el cuidado de que las pistas estén libres de objetos extraños, y una buena comunicación entre la torre de control y los pilotos para evitar aterrizajes irregulares. La opción del recauchutado no debería ser tomada como en cuenta, y más bien ante cualquier problema surgido durante un aterrizaje, los neumáticos deberían se desincorporados de la aeronave como una medida de sentido común y de seguridad.

Neumáticos tirados ilegalmente en Texas

Los neumáticos tirados ilegalmente a vertederos o vías públicas, ocasionan un riesgo importantísimo a la salud pública, y desde luego producen un fuerte impacto negativo en el medio ambiente. En casi todos los países del mundo existen verdaderos cementerios de neumáticos que ocupan espacios que muy bien podrían estar destinados a parques infantiles, zonas recreacionales o simplemente caminerías o sitios de reunión vecinal. Pero sucede que al no haber una solución óptima para los neumáticos tirados ilegalmente, lo que suelen hacer los organismos encargados del saneamiento de las vías públicas es arrojarlos a estos vertederos, o tal vez peor aún, unirlos a la basura corriente y quemarlo todo junto.

Uno de los peligros que representan estos neumáticos tirados ilegalmente, es precisamente el alto grado de combustibilidad que tiene el caucho. Un incendio producido en un cementerio de neumáticos resulta muy difícil de controlar, pero mientras se controla, se liberan al aire una cantidad de gases tóxicos entre los cuales se encuentran el plomo, así como el dióxido y el monóxido de carbono entre otros gases letales, que no sólo dañan la capa de ozono, sino que causan diversos problemas a la salud humana, como por ejemplo daños pulmonares, cáncer y problemas de fertilidad, entre otros.

El otro problema de estos vertederos de neumáticos tirados ilegalmente radica en que durante los periodos de lluvia, estos neumáticos se convierten en el hogar de roedores, mosquitos y bacterias, todos ellos absolutamente perjudiciales para la salud de las comunidades.

Qué hacer con los neumáticos tirados ilegalmente

En varios países del mundo se están llevando a cabo iniciativas orientadas a resolver este problema. Un ejemplo de ello es lo se realizó en Texas en el año 2017, específicamente en los condados de Hidalgo, Cameron y Willacy y otras ciudades de la región, las cuales junto al Consejo de desarrollo de Río Grande, llevaron a cabo un proyecto que ha sido llamado “Camino al Reciclaje”. Mediante esta acción se llegaron a recolectar más de 42.000 neumáticos usados para encauzar su desecho de manera adecuada. El proyecto tuvo un éxito tangible, ya que se lograron liberar de neumáticos vencidos muchos espacios, que seguramente pudieron ser aprovechados de una manera más adecuada por las comunidades, pero además de esto, se logró anotar un punto a favor del resguardo a la salud pública y ambiental.

La visión sustentable de Michelin

La empresa Michelin está demostrando que una industria puede lograr un perfecto equilibrio entre el interés por las personas, la preocupación por el planeta y las ganancias. Esto ya lo venía haciendo Michelin con el lanzamiento del AddUp, un neumático con tendencia ecológica que fue llamado en los medios “El neumático indestructible”, ya que tiene la particularidad de que el propietario en persona puede dirigirse a un centro Michelin 3D para cambiar la banda de rodamiento de su vehículo, ya sea porque ha sufrido algún daño o desgaste, o porque el terreno por el que va a transitar el auto requiere de otro tipo de contacto. Con el lanzamiento de ese novedoso producto ya se podía ver por dónde venían las maniobras de Michelin, orientadas precisamente a generar productos que minimizaran el impacto negativo del neumático al medio ambiente. Pero resulta que después del lanzamiento de su tecnología 3D, la empresa sorprendió al público y a los anunciantes con un paso más en su camino por brindar un aporte a favor de la ecología, y es que Michelin se ha planteado el reto de aumentar, a partir de la fecha de su comunicado hasta el 2030, la incorporación de materiales sustentables en todos sus productos. Debemos aclarar que se entiende por materiales sustentables, aquellos que no generan un impacto negativo en el medio ambiente, que permiten un ahorro energético y que al mismo tiempo no agotan recursos naturales. Todo eso es lo que promete incorporar Michelin a la fabricación de sus productos hasta en un 40%, desde hoy hasta la fecha señalada, porcentaje que la empresa planea llevar hasta un 100% en el año 2050.

Una meta más cercana en el tiempo planteada por Michelin, es la de reducir la emisión de gases y emanaciones tóxicas en un 10% durante la elaboración de sus productos, meta que la empresa se ha propuesto alcanzar en el 2023.

Michelin asegura que estos planes en pro de la ecología no se quedarán simplemente en el hecho fabricar sus productos con materiales sustentables y reducir sus emanaciones tóxicas, este reajuste en su visión empresarial se está orientando también a activar propósitos de competitividad que busquen abaratar los costos de producción, aumentar sus porcentajes de ventas anuales, y expandir su rubro hacia la fabricación de artículos de compuestos flexibles, como cintas transportadoras, correas, etc., pero además, y por si fuera poco, la empresa está proyectando abarcar también el ramo de productos médicos.

Con esta planificación que tienen que ver más bien con el lado administrativo y de diversificación de rubro, la empresa Michelin inicia su camino hacia un crecimiento en su promedio anual de ventas en un 5%, a partir de que sea superada la pandemia del coronavirus, esto previendo que dicho crecimiento implicará un 30% derivado de productos diferentes a los neumáticos.

Todas estas reestructuraciones expuestas por Michelin resultan esperanzadoras, y podrían llegar a marcar tendencia en las futuras estrategias de empresas e industrias de distintos ramos.

El peligro de comprar neumáticos expirados

En cuanto a la adquisición de neumáticos expirados para incorporarlos a vehículos particulares, o peor aún, a vehículos colectivos, la mejor frase que cabe es que definitivamente lo barato puede llegar a salir muy caro.

En muchos países no existe una adecuada legislación en torno a la compra y venta de neumáticos usados, ni siquiera cuando se habla de la importación de estos artículos de segunda mano. Generalmente se trata de neumáticos de segunda mano con bandas de rodamientos no aptas para la circulación, y más asombroso aún, con bultos y rajaduras. ¿Pero qué podría llegar a sucedernos si por abaratar los costos optamos por adquirir unos neumáticos de segunda mano para nuestro vehículo familiar?

Esta pregunta podría resultar retórica debido a lo obvio de la respuesta, ya que un gran porcentaje de los accidentes vehiculares ocurridos nivel mundial, se deben precisamente a que el vehículo comprometido en el impacto tenía neumáticos expirados, es decir, que para desgracia de los implicados y las víctimas, el vehículo tenía neumáticos que debieron haber sido desincorporados. Esta estadística resulta más dramática aún, si los neumáticos expirados en cuestión fueron adquiridos como neumáticos de segunda mano, porque en ese caso estaríamos hablando de una probable implicación inclusive penal, aunque claro está que las sanciones o penalizaciones siempre deben ir enmarcadas dentro de un soporte legal que no siempre existe.

En Puerto Rico, por dar un ejemplo de visualización de este problema, recientemente fue presentado un proyecto de ley, que busca crear ciertos estándares de seguridad concernientes a la compra y venta de neumáticos usados. Dicho proyecto busca en primer lugar garantizar la seguridad de los conductores y peatones que pudieran sufrir las consecuencias, muchas veces mortales, del comercio de neumáticos expirados, pero por otra parte la ley busca también mitigar el impacto ambiental que implica la importación de estos artículos, que en un tiempo mucho menor que el previsto por el comprador, deberán ser desincorporado del vehículo para ir a parar a un vertedero.

Apartando el mencionado proyecto de ley, ni en Puerto Rico ni en muchos otros países, existe una reglamentación que regule la venta de neumáticos expirados, de ahí la importancia que tienen iniciativas como la que se está llevando a cabo en la isla, ya que en muchas regiones ni siquiera se ha visualizado la venta de neumáticos expirados como un verdadero atentado contra la seguridad pública.

 

Todos Los Derechos Reservados © 2021