Michelin y su caucho ecológico Vision

Mucho es lo que ha avanzado la tecnología Michelin, desde que en el 2017, en la Cumbre mundial de movilidad sostenible “Movin ´On 2017”, que se llevó a cabo en Montreal, la empresa presentara su prototipo de caucho ecológico llamado Vision. Se trata de un neumático que sorprendió a todos en aquel momento, debido a la alta tecnología que se incorpora a su diseño y a todas las cualidades innovadoras que ofrece. En principio, se trata de un neumático que no requiere de aire comprimido, de manera que no se va a pinchar así ruede sobre objetos punzantes o terrenos escabrosos. Nada más por ese lado ya se comienza a ver el concepto ecológico de este neumático, para cuyo diseño se suprimió la obsolescencia programada. El caucho ecológico Visión no requerirá ser reemplazado por daños ocasionados por pinchazos, lo cual promete disminuir el gasto energético derivado de una exagerada demanda del producto.

Otro valor presente en Visión, de Michelin, es que se trata de un neumático adaptable. Este caucho ecológico sería el primero en el mundo en ser diseñado para que el propietario tenga la opción de modificar la banda de rodadura, para que el caucho se adapte al camino por el que se planea transitar. Si el terreno exige otro tipo de neumático, bien sea por el clima o por las condiciones de la superficie, el conductor no se verá en la necesidad de cambiar los neumáticos. La interfaz conectada al vehículo lo dirigirá a la impresora 3D más cercana, para que le sea añadida una banda de goma a los neumáticos, de manera que estos queden adaptados a los requerimientos del terreno en el que se incursionará.

El otro aspecto ecológico de este diseño, tiene que ver con una tecnología que se está aplicando a prácticamente todas las series de neumáticos Michelin, se trata del empleo de material reciclado como potes de plástico, para elaborar neumáticos. En la fabricación de los neumáticos Michelin, se utilizan más de 200 ingredientes entre los que se encuentran caucho sintético, sílice, resinas y metal, pero también un 30% de materiales reciclados, como por ejemplo potes de yogurt y otros desechos plásticos.

La industria Michelin es un ejemplo claro de cómo una empresa puede ser exitosa y rentable, y al mismo tiempo positiva para la economía circular del reciclaje y el medio ambiente.

El reciclaje de neumáticos desechados en Ecuador

Hasta hace muy poco tiempo, el reciclaje de neumáticos no tenía un sistema de gestión óptimo en Ecuador, ya que los neumáticos desechados tan sólo eran dispersados en terrenos baldíos y en vertederos, trayendo esto como consecuencia, el impacto ambiental que tiene que ver con una inadecuada ocupación de espacios, y con la propagación de las enfermedades producidas por los microorganismos, insectos y roedores, que suelen hacer vida dentro de los neumáticos. Lo que sucedía era que las gestiones públicas no estaban cubriendo las necesidades de reciclaje de neumáticos, las cuales se encuentran en aumento, debido a que el parque automotriz ha crecido exponencialmente en los últimos 10 años. Pero como suele suceder, la solución al reciclaje de neumáticos viene llegando de la mano de la tecnología y de la industria, siempre en respaldo a las políticas de estado.

Para el Ministerio de agua y medio ambiente de Quito, resulta un gran apoyo el que las empresas hayan comenzado a ver al reciclaje de neumáticos, como una oportunidad de obtener materia prima barata para la elaboración de productos de alta calidad. Con este renovador interés del sector empresarial en el reciclaje de neumáticos, se está aportando un incentivo a la cadena de valor de reciclaje, ya que por un lado se proyecta liberar al medio ambiente de una gran parte neumáticos desechados, y por el otro lado se está activando un sector económico importante que es el reciclaje de neumáticos, esto último con la correspondiente consecuencia de un aumento en los puestos de trabajo.

Esta tendencia del reciclaje de neumáticos con fines empresariales y tecnológicos, ha venido creciendo y se ha replicado a nivel mundial, porque constantemente surgen nuevas ideas dirigida a la reutilización de los neumáticos. Ya en Ecuador existen empresas que procesan estos desechos, y están elaborando y vendiendo camas para mascotas y establos, cubiertas para pisos, eco-topes, eco-ladrillos, eco-reductoras de velocidad, rodapiés, esteras, suelos para gimnasios, pasto artificial, gránulos de goma de caucho y pare de contar. Todos estos productos elaborados a partir de neumáticos reciclados, han demostrado ser de alta calidad, confortables y duraderos.

 

Reciclaje de neumáticos para producir polvo de caucho

En torno al reciclaje de neumáticos, se están llevando a cabo en Argentina importantes programas de políticas públicas que proyectan disminuir el impacto ambiental de los neumáticos vencidos.

Los neumáticos vencidos son una basura que hasta hace poco era difícil de encauzar, ya que su degradación natural requiere de entre 600 y 2000 años. En Argentina se desechan anualmente unas 135 mil toneladas de llantas fuera de uso, que son liberadas en patios de casas, en terrenos baldíos y en vertederos, lo que trae como consecuencia un aumento en la proliferación de vectores que transmiten enfermedades graves. Es por ello que el estado se ha propuesto trabajar en la elaboración de leyes que determinen sanciones a quienes abandonen neumáticos vencidos en las vías públicas.

Otra de las iniciativas estatales en torno al reciclaje de neumáticos, es la que se encuentra encaminada a apoyar un proyecto universitario, que busca concretar la instalación de una planta de tratamiento de llantas recicladas, la cual está planteada para producir polvo de caucho.

El proceso de reciclaje de neumáticos para producir de polvo de caucho, es prácticamente inocuo para el medio ambiente, ya que este procedimiento no contempla dentro de sus fases la aplicación del calor, más bien es un proceso mecánico, mediante el cual se trituran los neumáticos para separar el acero de los carburos, y luego reagruparlo todo de manera independiente hasta obtener un caucho en polvo 100% puro, libre de otros componentes, y listo para ser empleado a nivel industrial.

Las distintas aplicaciones de este producto final dependen de la granulometría de las partículas de caucho, en este sentido, los usos del polvo de caucho son muy diversos, ya que se puede utilizar para fabricar un asfalto “silencioso”, que disminuye el ruido de los vehículos al transitar sobre calles y autopistas. Con este polvo de caucho también se pueden elaborar paredes anti-explosivas, tejas, aditivos para elaborar otros productos, pintura anti-fouling, pistas de atletismo, etc. Esta iniciativa de reciclaje, no sólo significará un paso adelante en lo que respecta al buen cuidado del medio ambiente, sino que será un respaldo a la economía y a la generación de nuevos puestos de trabajo.

El plástico reciclado y la fabricación de asfalto

Se ha dicho que estamos entrando a la era del plástico reciclado, porque ante el hecho de que llevamos décadas generando artículos plásticos, sin saber qué hacer con ellos una vez que se convierten en basura plástica, recientemente han surgido iniciativas y proyectos efectivos, que buscan resolver el problema. Uno de esos proyectos es el re-uso del plástico, bien se trate de envases, tapones, bolsas, perchero, etc., en la fabricación de un asfalto plástico.

La idea ya ha sido incorporada con éxito en varios países como la India, Estados Unidos, México, el Reino Unido, Filipinas, Nueva Zelanda y Holanda entre otros. En la India, por ejemplo, el proyecto comenzó en el 2001, y hoy en día el país ya cuenta con más de 20.000 kilómetros de vías elaboradas con asfalto hecho con plástico reciclado.

En Madrid, los analistas han reportado que la iniciativa ha permitido bajar los costos de construcción de las vías, ya que la capa de asfalto necesaria es más delgada, y los materiales, por ser reciclados, son menos costosos.

El procedimiento de laborar asfalto con plástico reciclado, consiste en mezclar los residuos plásticos previamente clasificados, y someterlos a una temperatura de 170° Celsius, para después agregarle betún caliente. A partir de ese proceso se obtiene un asfalto plástico listo para ser empleado en la fabricación de vías públicas.

Con esta alternativa, en algunos países se ha planteado llegar al punto de reciclar el 100% de la basura plástica para elaborar aceras, ciclo-vías carretearas y autopistas.

Aunque en algunos países, los planes se encuentran todavía en una fase preliminar, hasta los momentos las estructuras han mostrado una resistencia superior a las construcciones hechas con asfalto tradicional.

Ciertamente han surgido algunas controversias que son normales en todo cambio, pero ante la inquietud por los gases generados en el proceso de elaboración de este asfalto plástico, todo es cuestión de medir este inconveniente, con los beneficios que implica el reducir la basura plástica de mares, océanos, y áreas naturales. Sabemos que en estos espacios, el plástico causa muchísimos estragos a la fauna y a la vegetación ahí existente, además, el asfalto plástico es más duradero que el convencional, otro punto a favor de la ecología.

Otra controversia gira en torno a los gases que se producen por el calentamiento de ese asfalto plástico. Al respecto ya se han hecho estudios que han demostrado que para la generación de dichos gases, el asfalto debe ser sometido a una temperatura de más de 200°c. por lo que este inconveniente quedaría descartado.

Aunque tal vez sea algo pronto para hablar de los aportes o resultados del empleo del plástico en la elaboración de vías públicas, se trata en principio de un plan que promete ser sostenible y positivo para el medio ambiente.

 

Sacyr y el polvo de caucho reciclado para carreteras

Sacyr nos trae una noticia de mucha esperanza, al implementar polvo de caucho obtenido de cauchos reciclados para la pavimentación de carreteras en Chile. El proyecto busca obtener un impacto positivo multifactorial, ya que por una parte, el pavimento obtenido a partir de polvo de caucho amortigua considerablemente el paso de los vehículos, lo que implica una disminución de hasta en un 5% en los decibeles de ruido, además, dicha amortiguación implica un aumento en la vida útil de los neumáticos y de los vehículos, y un aumento en la vida útil del pavimento.

Sacyr asegura que la finalidad de su proyecto parte del interés humano de mejorar el ambiente, es por eso que ha implementado el polvo de caucho como un elemento integrado al pavimento en las vías principales de la capital de Chile. El proyecto de Sacyr pretende rehabilitar de manera más ecológica las vías públicas, empleando residuos poliméricos prevenientes de cauchos reciclados, logrando de esta manera extraer muchos neumáticos de los diversos vertederos del país. Esta tecnología ya ha sido implementada anteriormente en países como México, y Chile la está poniendo en marcha en una primera fase de validación, la cual implica implementarla en diversas avenidas del área metropolitana.

Es importante señalar que esta iniciativa, no solo beneficiará al medio ambiente y a la salud pública, también respaldará las empresas dedicadas al reciclaje, apoyando así todo lo que al respecto tiene que ver con una economía circular y sustentable. 

La implementación de esta técnica en otros países, ha dado buenos resultados aportando ventajas ya demostradas, por lo que está siendo implementada en Chile con mucho entusiasmo por Sacyr, dejando desde esta primera fase, ver los resultados positivos en cuanto al descenso de decibeles de ruido, así como en lo que respecta al empleo de cauchos reciclados obtenidos de vertederos, de manera que las expectativas implican buenas perspectivas, al vislumbrarse la idea de emplear el polvo de caucho en la elaboración de edificios, puentes, autopistas y carreteras, no sólo en el área metropolitana sino en todo Chile.

Opciones de reciclaje para los neumáticos usados

Los neumáticos usados no tienen por qué ser un problema ambiental, al contrario, son muchos los usos que se les pueden dar a los neumáticos, una vez que han cumplido con su trabajo y deben ser cambiados por otros. En este sentido, las llantas desechadas son un material muy valioso para las compañías dedicadas a la producción, y para las empresas del reciclaje mismo. En ambas industrias, el reciclaje de neumáticos es un gran aporte en cuanto a la generación de puestos de trabajo y en lo que respecta al ahorro energético, así como en lo que tiene que ver con la reducción de costos.

Resulta sorprendente la variedad de usos que se le pueden dar a los neumáticos usados, uno de ellos es la elaboración de asfalto ecológico para calles y carreteras. Al mezclar polvo de caucho con granzón, se elabora un hormigón silencioso que resulta más económico y menos contaminante.

Otra opción que se está implementando es el empleo de neumáticos usados para elaborar guarda-rieles o borlados, los cuales resultan más seguros ya que ofrecen una amortiguación que reduce la fuerza de impacto, factor importantísimo en el caso de que un vehículo impacte contra estos elementos de seguridad.

Tanto el pasto sintético como el relleno para pasto sintético, son elaborados con neumáticos fuera de uso, lo que hace que estas cubiertas sean muy confortables e inocuas para la salud.

Los neumáticos usados también se pueden emplear para fabricar tejas para techos, las cuales resultan más livianas y económicas que las convencionales.

El caucho es un excelente aislante acústico, es por ello que las llantas desechadas son una excelente opción de recubrimiento que evita la propagación de ruidos.

De los neumáticos fuera de uso  también se puede procesar combustible ecológico, suelas de zapato, sandalias, etc., además se puede extraer de ellos los cables de acero que los sustentan, para re-insertarlos en las industrias metalúrgicas.

El reciclaje de neumáticos vencidos es un aporte al medio ambiente, que se verá  liberado de estos desechos que a la larga, suelen convertirse en un potencial peligro para la salud pública y para la naturaleza.

Multi Cultivo del Salmón con Macro Algas

Antes de comenzar a exponer los puntos referentes al multi cultivo del salmón con macro algas, comenzaremos explicando que la industria salmonera es una de las actividades económicas más importantes y prósperas de Chile, sin embargo, esta empresa ha presentado una controversia para el medio ambiente, pues a partir de los años 80, el cultivo del salmón creció de tal manera, que los desechos propios de los peces, arrojados al fondo marino, propiciaron la multiplicación de ciertas algas nocivas, entre las cuales se encuentra la llamada “marea roja”. Durante mucho tiempo el cultivo del salmón se siguió fortaleciendo, lo que vino acrecentando este problema ecológico importante para la biodiversidad.

Ante esta situación, la universidad de Aysén, el Sindicato de Pescadores número 3 islas Huicas, y Salmón Chile, todos financiados por el gobierno regional, se unieron para llevar a cabo una iniciativa basada en el multi-cultivo sustentable de macro algas junto a los salmones.

Estas macro algas mantendrán controlada la población de algales nocivas, ya que serian estas algas grandes e inofensivas, las que ingerirían la mayor parte del fosforo y los nutrientes contenidos en los desechos de los peces.

El proyecto se iba a llevar a cabo en el 2019, pero llegó la crisis social de Chile, y todo quedó detenido. Posteriormente, se comenzaron a realizar las primeras acciones para la implementación del plan de multi cultivo del salmón junto a la empresa Blumar, pero en 2020 todo quedó nuevamente parado debido la pandemia.

En la actualidad, se está retomando todo de nuevo, y se están realizando las primeras evaluaciones ambientales y las mediciones correspondientes, para concluir con las autorizaciones legales que corresponden, el proyecto tiene por nombre “”Ayse: oportunidades y desarrolla desde la acuicultura”.

Este proyecto de multi cultivo del salmón con un objetivo ecológico y sustentable de control de algas nocivas, es un ejemplo de cómo emplear los propios recursos de la naturaleza, para proteger la biodiversidad y mejorar las actividades industriales al mismo tiempo.

Ingeniería inversa para el neumático fuera de uso

El reciclaje del  neumático fuera de uso siempre se ha visto como uno de los dilemas ambientales de más difícil solución. Convencionalmente se habían estado visualizando dos probables opciones: por un lado la granulación de los neumáticos para convertir el caucho en material de relleno, y por el otro el recauchutado de neumáticos, con lo que se consigue reestructurar el neumático fuera de uso mediante diversos pasos, que logran poner esa llanta vieja nuevamente en circulación.

Claro, se trata de buenas opciones, sin embargo, el neumático fuera de uso aún está ahí, aún es una llanta vieja y lamentablemente está en el ambiente. Surge entonces una tecnología novedosa de ingeniería inversa, mediante la cual se ha logrado convertir el neumático vencido en sus componentes básicos mediante un proceso de calor y fricción, lo que retorna a los neumáticos fuera de uso a sus elementos originales, los cuales son: el fuel oil, el acero y el carbón. Esto implica que cinco neumáticos de 63 pulgadas, con un peso de 20.000 kilos, pueden ser convertidos en 6.500 litros de combustible alternativo, 4.000 kilos de acero y 8.000 kilos de humo negro, además de una cantidad de gas sintético que podría ser útil para poner en funcionamiento a la propia planta procesadora.

Esta es claramente una tecnología vinculada a los neumáticos fuera de uso, completamente innovadora, que podría abrir las puertas al reciclaje de otros productos cuya disposición, hoy en día, se vislumbra tan difícil como hace tan sólo unos años se veía el reciclaje de las llantas vencidas.

El neumático fuera de uso, tras el término de su vida útil, siempre había sido visto como uno de los elementos más problemáticos sobre los cuales disponer, ya que su descomposición tarda cientos de años, y los neumáticos, arrojados a terrenos baldíos fomentan la cría de mosquitos y son potencialmente combustibles. Es por ello que esta novedosa tecnología constituye una maravillosa opción a favor del planeta.

Hormigón ecológico a partir de llantas recicladas

La idea de un hormigón ecológico es una excelente noticia para el planeta entero, y en particular para aquellos que poseen una conciencia ambientalista.

Convencionalmente, la elaboración del hormigón a nivel mundial genera hasta un 9% de las emisiones de dióxido de carbono del planeta, circunstancia suficiente como para que científicos de la universidad de Rice, se hayan empeñado en buscarle una solución a este problema.

La respuesta llegó nada menos que por la vía de las llantas recicladas, lo cual implica una doble buena nueva, ya que al tiempo en que se encuentra la posibilidad de elaborar un hormigón ecológico, se le ha dado solución a la búsqueda de más alternativas para las llantas recicladas.

Para lograr un hormigón ecológico, el proceso expuesto que implica la reutilización de neumáticos desechados, consiste en exponer los neumáticos (la técnica es aplicable a plásticos) a una descarga eléctrica que elimina todo menos los átomos de carbono presentes en el caucho. Posteriormente, estos átomos se vuelven a ensamblar para realizar un grafeno turbo estático más soluble, que el grafeno que se produce mediante la exfoliación del grafito, esta solubilidad lo hace fácil de integrar a otros compuestos.

Este grafeno más soluble, elaborado a partir del caucho, se integra al cemento con mucha facilidad para la elaboración de un hormigón ecológico. Este proceso ha sido empleado en la elaboración de cilindros de cementos 30% más resistentes que los cilindros elaborados con grafeno convencional.

El empleo de grafeno elaborado de esta manera, por una parte promete una reducción en la necesidad de elaborar hormigón para construir puentes, autopistas, etc., debido a este 30% de aumento en la resistencia, y por la otra, será una respuesta muy eficaz al problema que implica la disposición de los neumáticos desechados.

El hormigón ecológico está planteado para ser una alternativa menos ruidosa al hormigón convencional, ya que al contener caucho, este hormigón resultaría  más flexible que el que se aplica normalmente, lo que reduce los decibeles de ruido debido a la capacidad que posee este producto para minimizar los impactos y vibraciones. 

Todos Los Derechos Reservados © 2021