La solución a la Crisis del caucho natural

La solución a la Crisis del caucho natural

Un nuevo reto está atravesando la humanidad, se trata de la crisis del caucho natural. Si lo vemos bien de cerca, el caucho natural es un integrante importante de nuestra civilización, de hecho está presente en casi todo los que nos rodea, en nuestros zapatos, en nuestros electrodomésticos, el los neumáticos que tienen los vehículos en los que nos desplazamos, inclusive en los neumáticos de los aviones, en los condones, y por supuesto, en los equipos médicos con los cuales estamos tratando de enfrentar la pandemia de covid-19.

El caucho natural, extraído del árbol Hevea Brasiliensis originario de Brasil, es cultivado en países asiáticos, africanos y en América, porque se trata de un árbol que sólo prospera en zonas húmedas de clima tropical. Para su cultivo, los agricultores le retiran un trozo de corteza al árbol, y colocan ahí un émbolo por donde sale el látex para ser recolectado en un recipiente. La mayoría de los agricultores de caucho tienen años en esa ardua actividad que en ocasiones resulta poco rentable, porque sucede que el precio del caucho natural, el cual depende de la bolsa de valores de Shangai, se ha venido abajo inclusive durante esta época de cuarentena durante la cual el látex ha tenido una gran demanda, además, la epidemia del tizón foliar sudamericano, una plaga que afecta de manera terrible a esta especie, está expandiéndose por todo el mundo haciendo estrago en los cultivos, los cuales han sido abandonados por los agricultores,  debido a que los bajos precios no los motivan para continuar con la actividad. Todo esto está ocurriendo actualmente acrecentando en gran medida la crisis del caucho natural.

El caucho natural tiene cualidades que no posee el caucho sintético, que es más barato pero que no sirve para elaborar guantes de látex ni equipos destinados a la salud. Inclusive en el caso de los neumáticos, al caucho sintético se le debe agregar un porcentaje de caucho natural para que los neumáticos sean más elásticos y flexibles.

La buena noticia en torno a esta crisis del caucho natural que nos afecta a todos, es que la humanidad se está movilizando en función de encontrar alternativas al árbol de caucho, y los científicos han centrado sus investigaciones y esfuerzos en el diente de león, una planta que crece con rapidez y que produce una goma tan buena como la que produce el árbol de caucho, sólo que el diente de león es más fácil de cultivar, más económico, y no se le conocen patógenos que puedan afectar sus cultivos, de manera que como suele suceder, la humanidad siempre encuentra los caminos para sortear las crisis y sobrevivir, inclusive a pesar de sí misma.

Todos Los Derechos Reservados © 2021